lunes, 30 de abril de 2007

Asociación libre (o Así estamos...)

Mi dentista--llamémosle "A"--es una persona colgada. Muy colgada. Colgadísima. Es súper simpática, pero demasiado impuntual para mi gusto. Por tal motivo, luego de plantarme dos horas para no atenderme, acordamos que me daría el primer turno de los lunes, así no tengo que esperar tanto tiempo (una suerte de "compensación" por aquellas dos horas perdidas).

Sin embargo, esta nueva idea no fue de lo más positiva porque ¡Llega tarde! Imagínenme indignadísima en la puerta del consultorio (antes, al menos esperaba cómodamente sentada en la sala de espera). En fin...


Mientras mi yugular se inflamaba de manera vertiginosa, se acercó una mujer mayor a la cual sólo podía verle los ojos ya que estaba cubierta por una gruesa bufanda marrón. Me preguntó a qué hora tenía turno. Le respondí a las tres ("Ni se te ocurra colarte...", pensé). Pero no. La mujer empezó a compartir sus opiniones acerca de nuestra dentista:
"A. es amorosa... pero muuuy tranquila... ¡No puede jugar así con el tiempo de la gente!"


Yo asentí y le convidé una pastilla porque agregó que estaba mal de la garganta. No obstante, esto no la privaba de hablar y hablar y hablar. Sobre su trabajo en una oficina. Sobre su hija que tiene 21 años y estudia medicina. Sobre lo malas que son algunas obras sociales... Y yo, no podía concentrarme en la charla ya que sólo pensaba en que los minutos pasaban y yo ahí, parada como una imbécil mientras mi dentista se paseaba por la ciudad con su 4x4 verde.


Ella seguía protestando contra la impuntualidad de A. y yo intentaba seguirle la charla a pesar de mi desgano ( ya he comentado que, a veces, me cuesta entablar ese tipo de charlas casuales). Anyway, la mujer se quejaba:

"Yo salí antes de mi trabajo para llegar a tiempo y ella que viene a cualquier hora... no puede ser... hay que decirle algo a esta mujer. Porque nos está tomando como idiotas..."


En eso, su tono de voz adquirió un matiz de indignación que rozaba la furia y exclamó:


"¿Sabés por qué nos pasa esto...? ¡Porque los argentinos somos unos dormidos! ¡Tenemos que salir a marchar a las calles para que no nos tomen por estúpidos! ¡Y si los dirigentes no sirven, entonces... que se vayan! Ya van a ver... No se puede vivir más así: ¡Este país es un desastre!"


Cric-Cric.


Ahí ya no tuve respuesta... porque no entendí la asociación que hizo entre la tardanza de la dentista y los dirigentes políticos.


Por favor, si alguien ve la relación entre ambos temas, hágamelo saber. Ya que lo único que se me ocurre es que A. tenga una doble vida y se haya postulado a la Presidencia de la Nación sin que yo me haya enterado...



6 comentarios:

ORI dijo...

Mas alla de lo irritable que es tener que andar esperando, no pude evitar NO REIRME con la comparacion ( para llamarlo de alguna manera) que hizo la señora.
Aunque habría que ver, creo que dejar esperando a la gente con algo que ya estaba pactado con anterioridad...me remonta a muchas promesas que nos han hecho los politicos y todavia estamos esperando....

Cronopio dijo...

jajaja, yo no podría evitar la cara de c..., me cuesta mucho seguir esas conversaciones sin sentido!

Lucy in the sky with diamonds dijo...

Ultimamente, muchas charlas cotidianas que he tenido con gente casual, terminan así.
No se si hay asociación, creo que no.
Creo que al final, la culpa de todo la tiene "que este país esté como esté".
Cualquiera.
Pero yo pongo piloto automático.
Y por otro lado, yo cambiaría de dentista, más fácil.
No lo pensaste Violet?
Saludos!
Lucy.-

Violeta Lapislazuli dijo...

Ori: Puede que tengas razón en la relación que viste entre ambos comentarios, aún así, nunca se me hubiese ocurrido una asociación semejante...

Crono: No tenía un espejo a mano en ese momento, pero supongo que mi cara, no era de las más simpáticas (a pesar de mis intentos, claro)

Lucy: ¿Así que a vos también te pasa? Es una lástima que yo no sepa cómo poner piloto automático en ese tipo de situaciones. Y sí, he pensado muy seriamente en cambiar de dentista. En cualquier momento, arranco el casting de odontólogos.

Besos!

Jeju dijo...

Me pasó algo parecido la semana pasada... me tuve que bancar el sermón de una vieja en el colectivo, diciendo que "nosotros" eramos "mejor" que los pobres... y bue... viejas con tiempo libre GO HOME!

Violeta Lapislazuli dijo...

Jeju: Hay gente que dice cada cosa... como decís vos, GO HOME! o, al menos, SHUT THE F*CK UP!