viernes, 20 de abril de 2007

20 maneras de poner a prueba tus nervios

1* Descubrir que te salió tremendo pornoco en el medio de la frente justo unas horas antes de tener un casamiento.


2* Que se te corte el cable justo, justo cuando está a punto de empezar la película que estuviste planeando ver desde hace una semana atrás.


3* Preparar una cena súper especial y que se te queme la comida.


4* Ver, con indescriptible horror, que se te corrió la media de lycra justo antes de una entrevista de trabajo.


5* Quedarse dormida para un final.


6* Confiarte en que tenías otro paquete de puchos guardado en el cajón para darte cuenta, a las 3 AM, que estabas equivocada.


7* Cruzarte con tu ex y su nueva novia: una yegua despampanante (¡No le llego ni a los talones! Buahhh!)


8* Cruzarte con tu ex y su nueva novia: un bagayito patético (¿¡Cómo me pudo dejar por ese esperpento!?)


9* Hacer una apetecible torta de cumpleaños y, al cortarla, descubrir que el traidor de tu horno, la dejó cruda adentro.


10* Dejar las llaves adentro del auto.


11* Estar atrasadísima para una salida y no encontrar las llaves de tu casa.


12* Que el celular se te quede sin baterías justo cuando acabás de quedarte con el auto en el medio de la nada.


13* Llegar a tu casa después de haber tenido tu primer cita con el hombre de tus sueños y que se te desfigure el rostro frente al espejo al descubrir que, desde la entrada, tenías un cacho de perejil asomando entre tus dientes.


14* Que se te rompa un taco en plena calle.


15* Estar parada como una opa en la esquina, esperando para cruzar la calle, un día de lluvia torrencial, y que un pelotudo pase a los palos con su coche y te empape.


16* Levantarte a las 5 AM para hacer un trámite urgente y una vez que llegaste a la ventanilla (luego de seis horas de cola), te des cuenta de que te olvidaste el DNI... y no puedas hacerlo.


17* Meter un jean al lavarropas y acordarte, media hora después, de que habías dejado $100 en el bolsillo derecho.


18* Que tu jefe te pida que trabajes el sábado a la tarde, justo el fin de semana que habías planeado viajar a la costa.


19* Gastarte medio sueldo en un vestido y, dos cuadras después, ver el mismo fuckin' atuendo a mitad de precio.


20* Entretenerte leyendo una revista en la peluquería y, al levantar la vista, ver que tu peluquero "amigo" no sólo te tiñó de azul eléctrico, si no también, te cortó el cabello como Mónica Gutiérrez.

4 comentarios:

Pumplafiz! dijo...

EL PELO COMO MONICA GUTIERREZ!!!
HORRORRRRRRRRRRR!!!!!!!!

Che, me quedo toda la vida con la 8 que con la 7, eh?, es cien veces más superable...

Violeta Lapislazuli dijo...

Ah, sisí, es MUCHO más fácil de superar, coincido. Pero ambas son un garrón. A menos que cuando al momento de cruzarse con el ex y "la nueva", una esté acompañada de un hombre maravilloso que le pase el trapo!

Cronopio dijo...

me paso una vez con un hermoso taco chupete que fue succionado por la boca del subte.
Tuve que caminar 5 cuadras haciendome la renga para disimular la falta de taquito...

Violeta Lapislazuli dijo...

Ay, pero qué feíto, che! Menos mal que tus aptitudes histriónicas te sacaron del mal paso. Seguramente te luciste el el papel de renguita!