miércoles, 18 de abril de 2007

10 maneras de cortar a alguien

Existen diversas maneras de cortar un romance. Son diferentes caminos con un sólo y único destino--que la persona en cuestión entienda uno de los dos siguientes mensajes:

1) que es mejor estar solo/a que mal acompañado/a
2) que es mejor estar acompañado/a de la nueva persona que acabás de conocer

Algunas de las maneras de truncar una historia de amor son clásicas; otras, un poco más novedosas gracias a la ayuda de la tecnología que permite a los cobardes huir despavoridos sin tener que dar la cara.

He aquí, algunas maneras (especialmente dirigidas a usté' que quiere cortar y no sabe cómo... vamos, anote, anote... que alguna le va a venir bien):

* Por teléfono: Conviene arrancar la conversación telefónica con tono lastimoso: "Hola... snif, snif". Así, del otro lado de la línea, ya podrá sobreentenderse que se viene una charla generadora de quilombo. Podremos sentirnos un poco menos basuras al no ver la cara de pena del otro, aunque sí es probable que tengamos que escuchar llantos y hasta gritos de NO ME DEJES!!!! Pero, a ser fuerte, mi valiente, que ante demasiado drama, se puede apelar al ya conocido "¿Hola...? ¿Hola...? No se escucha... tu tu tu tu tu"

* Por mensaje de texto: Éste método es uno de los menos confiables, ya que los sms suelen llegar tarde e, incluso, no llegar. Sin embargo, es una manera que se adapta a la perfección a aquellos que prefieren que el corte sea como un tirón de curitas: rapidito. De modo que todos esos seres ansiosos de libertad que gusten de las despedidas breves y bien concretas... ¡esto es para ustedes!

* Por e-mail: Más confiable que el sms, sin dudas. Además, permite extenderse en largas explicaciones de por qué no funcionó e incluso, podemos ayudarnos con el uso de emoticones, para que el adiós no resulte tan dramático y nosotros nos veamos más simpaticones. Ej:


* Con un regalo: Una caja de bombones, un ramo de flores, un osito de peluche... y tarjeta de adiós. Eso sí, en algunos casos, puede resultar un tanto cruel: primero, la ilusión; segundo, el batacazo.

* A través de un intermediario: ¡Sí! ¡Como en la primaria! Algo así como una paloma mensajera que lleve un papelito enrollado que diga "No te quiero ver más". Se requiere: falta de huevos u ovarios y una persona lo suficientemente idiota como para poner la caripela.

* Hacerse humo: ¿Suena el teléfono? No atiendo. ¿Dejan mensaje? No devuelvo los llamados. ¿Envían un sms o mail? No respondo. ¿Van a mi casa? Me escondo. ¿Lo veo por la calle? Me cruzo de vereda mientras me cubro la cara con las manos. ¿Me lo cruzo en un boliche? Huyo sin que me detecte. Esta técnica suele ofrecer resultados a largo plazo, es decir, hasta que la persona en cuestión se canse de insistir y se dé cuenta de que, en realidad, no desapareciste de la faz de la tierra, ni te pasó un camión por encima (aunque es probable que lo desee), si no, simplemente de que no te interesa continuar con dicha relación. ADVERTENCIA: El hacerse humo puede agravar casos de obsesivos y loquitos en potencia.

* Por carta y/o, en su defecto, telegrama: un método ya, casi, caído en desuso debido a la gran cantidad de disponibilidad tecnológica. Se recomienda enviar carta certificada, en casos de mucha urgencia.

* Por MSN: Es una opción similar al mail, a diferencia de la presencia de feedback y la inmediatez en la transmisión de la información. Los emoticones también pueden agregar una nota de color a lo negro del momento e, incluso, si la otra persona no entiende por qué, podés acudir a una violencia virtual sin necesidad de lastimarla. Ej: El uso de los zumbidos, puede actuar de "sacudón" ("entendelo, nene, entendelo!!!! *zumbido*) y el guiño "Enfadado", puede emplearse sólo en casos de extrema testarudez.

* Por encomienda: Es simple. Primer paso, empaque todos los ítems a ser devueltos (cartas, ositos de peluche, fotos, CDs, objetos que la otra persona ha dejado en su casa, etc.). Segundo paso, diríjase a su correo amigo y envíe el paquetito (o paquetote, dependiendo de la duración de la relación) por encomienda. Tercer paso, espere otra encomienda en respuesta que, idealmente, contendría objetos similares a los que usted ha enviado pero no se sorprenda si ve que dentro del paquete que recibe, encuentra sus fotos con alfileres clavados al mejor estilo vudú, peluches descuartizados y cartas hechas pedazos...

* Face-to-face: el famoso cara a cara (no apto para ratas cobardes). Es conveniente que el lugar elegido para la escena del corte sea neutral; es decir, ni la casa de él, ni la casa de ella. No es lindo ir a la casa de tu chico y él, todo ilusionado y dulzón, te diga "gorda, ¿te hago unos matecitos?" y vos le respondas con un "mirá, mate no quiero... y a vos tampoco". También es feo invitar a tu chico y acribillarlo con una frase matadora que le haga saber que todo terminó. Se sentiría preso de tu trampa y, como somos nenes y nenas buenos, no vamos a hacer lo que no queremos que nos hagan... no?

7 comentarios:

Pumplafiz! dijo...

Jajajajajaja!!!
A los catorce tenía un novio al que no quería mas y no me daba para cortarle, porque el parecía muy enganchado, entonces me escondí de él un buen tiempo.
Esa primavera nos fuimos a Palermo y podés creer que en medio de todo ese gentío me lo crucé? El estaba con sus amigos. Tuve que salir corriendo a esconderme...
Qué pánfila...

MaryPoppins dijo...

Hola! Aquí estoy, como prometí, visitando y comentando...Muy lindo tu blog!
La cortada "face to face" más dura, la tuve con un ex muy grandote físicamente, que, al escuchar el inminente corte...se me puso a llorar en un Mc Donald's como un niñooo!
Mortal!
Besos!

Violeta Lapislazuli dijo...

Pumplafiz!: Ahhh así que usted también lo ha hecho pillina... no soy la única, entonces, je

Marypoppins: Bienvenida y pase cuando quiera! Y, a propósito de la anécdota, eso demuestra que las apariencias engañan, no?

Besos a las dos!

Anónimo dijo...

face to face, es lo mejor, da pie para el comentario: Gorda, te cebo unos mates? y ahi yo entro en colera:
gorda? por que me dijiste gorda?...y asi toda una escena que hace que la torta se de vuelta y yo termine ofendidisima por lo que dijo el; el se siente culpable por haberme lastimado y yo ya tengo un motivo para cortar...je!
bueno.. son ideas... cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia .
sire

Violeta Lapislazuli dijo...

Ahhhh pero esa es buenísima! Ya mismo anoto. Además, una--que cuando quiere puede ser bien turrita--puede transformar cualquier halago, en insulto:

-Hola, bombón
-¿Me querés decir que soy empalagosa????

-Hey, linda
-¿Linda? ¿Por qué no hermosa, eh??? ¿No soy digna de un "hermosa", acaso?
-Bueh... hermosa, preciosa, divina
-Ah... ahora no vale, porque me lo decís de compromiso.

SIRENA dijo...

tenes razon! y si, algunas mujeres tenemos esa habilidad!,
en relacion a eso te voy a pasar un texto muy gracioso de un amigo; que comienza con la pregunta inicial por parte de ella :¿me queres?....y vas a ver lo buenisimas que son las respuestas del flaco, y como la mina retrucacada respuesta...es genial...llega un momento que queres matarla a la mina...
besoss
SIRE

Violeta Lapislazuli dijo...

Paselo, nomás... así nos reímos un rato. Besos!