jueves, 7 de junio de 2007

Too much sun

Cuando viajo en el colectivo, me gusta sentarme atrás de todo, del lado de la ventanilla. Así, estoy cerca de la puerta y del timbre y puedo chusmear hacia la calle en los escasos momentos en los que no voy pensando en mariposas de colores y estrellitas plateadas.

Sin embargo, durante el trayecto sobre el que me dispongo a escribir, se me dificultaba contemplar el paisaje que ofrecía la ciudad, debido al penetrante sol que me encandilaba.

"Pero, che! Tendría que haber traído los lentes... uhm... ¿Los traje? No, no los traje... Pero, qué raro... si siempre los llevo. Sí, sí... deben estar en el bolso"

Y así me lancé a la frenética búsqueda de mis lentes de sol, con los ojos entrecerrados por la luz solar. Mano que se zambulló en el bolso que, al ser explorado, me resulta infinítamente enorme. Cada vez que busco el encendedor, manoteo una lapicera. Cuando busco una lapicera, manoteo la billetera. Cuando busco la billetera, manoteo el encendedor. Como este caso no podía ser menos, agarré todos y cada uno de los ítems no-buscados MENOS los lentes. Pero no estaba dispuesta a rendirme así nomás... ¡Ah, no! ¡Eso es para los cobardes! Decidí aprovechar la fuerte luz del sol para reemplazar la búsqueda táctil por una detenida examinación visual. Mi agenda cubría casi todos los objetos diseminados en el bolso, de modo que la saqué. Ahora el cuadernito era el que bloqueaba mi visión. ¡Uf! Aaaaafuera. Nada. ¡No podía ser! ¡Si yo estaba segura de haberlos guardado! (Mi duda inicial se había convertido, repentinamente, en una certeza absoluta). Manos y mirada buscando los lentes. Creo que, por poco, meto la cabeza entera dentro del bolso.

Damn it!

"Bueh... parece que no los traje, al final"

Si mi mano derecha había fracasado en la búsqueda, quizás iba a poder protegerme un poco del sol... de modo que la coloqué sobre mi frente cual flesh-n-bone visera. En eso... mi dedo pulgar rozó algo en mi cabeza que no era pelo...

Oh... sí... sí... sí!!!!

¡Una de las patillas de mis lentes!

Allí estaban los muy pillos, coronando mi cabecita distraída, descansando así:




Hay que ser tarada, eh

12 comentarios:

Milagros Mejía P. dijo...

A mi pasa cosas así de terrible de lo despistada que soy. Los lentes de ver en lo ojos y los de sol en la cabeza. Y cuando me quiero poner los de sol, me olvido de quitarme los de ver y se me caen los dos al suelo. Es que los de sol como que sirven muchas veces como gancho.

María Jimena dijo...

jajajjajaj!!!!siempre me pasa cuando busco algo que necesito de mi cartera, busco, busco, busco y nada..hasta que recuerdo que siempre guardo las cosas pequeñas en el bolsillo externo, obviamente lo olvido cuando recorro con mi manito hasta el fondo de mi cartera y pienso...para qué tengo tantas chucherias aquiiii!!!

Lolo Lontananzo dijo...

¡Jajajaja!
Las soluciones a nuestros problemas siempre están más al alcance de la mano de lo que creemos, jeje.

Ahora, qué cosa esa de viajar en la parte de atrás del cole... Yo no lo hago porque termino saltando en los badenes más que Sergei Bubka.

Y también.... qué mundo ése el de las carteras de damas. Ya lo decía mi amiga Loli en sus máximas sobre las carteras femeninas.

Weltklang dijo...

Bueno, esteeem... Pero los encontraste. Yo los pierdo para siempre, lisa y llanamente. En mi vida he invertido mas en anteojos para sol que en cualquier otro item. como minimo 2 al año.
Pero vos los encontraste, sos afortunada por eso. Y si encontras esos Kenett Cole que perdí no hace tanto, ¿me los alcanzás?

Fishboy dijo...

he dejadou un regalito pra voçe in my nü post
adioooooooooooooooooooossssssssss
=)

ºOº V ºOº dijo...

jajaja, es muy típico!! yo nunca encuentro nada en mi cartera tampoco... y he buscado cosas que tenía en la mano!!!! Eso es peor!!!

Cronopio dijo...

es una ley de murphy Viole, cuando busques algo lo tendrás puesto.

Lulis*~ dijo...

jajaja muy bueno... me ha pasado........

Violeta Lapislazuli dijo...

Mila,
Menos mal que no uso lentes para ver (aunque debería), si no ¿te imaginás el lío que me haría?

Jime,
El bolsillito de las cartera es uno de mis mayores enemigos a la hora de encontrar algo

Lolo,
Sí, la parte de los saltos es a lo que hay que atenerse si una viaja atrás. Y el post de Loli: impecable

Welt,
Despreocupate que si los encuentro, te los alcanzo. (Esperá que me fijo a ver si los tengo en la cabeza)

Besos muchos

Violeta Lapislazuli dijo...

Fishy: Ya "abrí" el regalito e hice los deberes.

ºoºvºo: ¡Jajaja! Sucede en las mejores familias... :P Don't worry

Crono: Es verdad, lo tendré en cuenta. (¿Por qué no funciona así con el dinero? ¡Qué lindo sería!)

Lulis: Menos mal... ahora no me siento tan sola. ¿Para cuándo objetos a prueba de pérdidas?

Muacks!

*ChU dijo...

Entre uno mas se enfoca en encontrar algo menos le presta atencion alrededor, yo he buscado cosas que tenia enfrente o los anteojos teniendo a estos puestos, cosas de distraidas y en cuanto a los de los bolsos...comienzo a creer que quien los diseña hace alguna maniobra rara, porque en el mio de 25x18x8 (si, si lo medi y todo recien =P) he metido tantas pero tantas cosas...que ni yo me lo creo. Lo apode la valijita de Felix, puedo sacar cualquier cosa de ahi dentro aunque me vuelvo loca buscando
besos...

Violeta Lapislazuli dijo...

Chu*: Bienvenida. ¿Así que midió la cartera? ¡Muy bien! Comentario + fundamento. Y... por algo las carteras femeninas son un misterio, no?
Saludos!