sábado, 21 de abril de 2007

Blank

Qué feíto cuando tenés tiempo libre, ganas de escribir... pero no se te ocurre nada. Mente en blanco, bloqueo, aburrimiento, frustración.

Me hago unos mates a ver si se me pasa la sequía mental. (...) Puse la pava. Espero. Recurro al mp3. Tal vez Tori Amos me dé una mano. Silent all these years. No, no ayuda. Y el agua que no se calienta. Pienso en mi mal humor. ¿Será la lluvia? "Te estás volviendo media guacha", me dice, jodiendo, mi viejo. Puede ser que sí, puede ser que no. No voy a lamentarme por estallar frente a lo que me indigna. Vamos a ver si me pongo las pilas con esto de dejar de fumar. Llueve y quiero tortas fritas. No... mejor, no quiero. No es un deseo genuino, sino un mandato impuesto por la tradición de los días lluviosos. Hasta contra eso me rebelo. Mi psicóloga va a preocuparse. Pobre... creo que, en cualquier momento, se jubila... o me jubila. O me encierra ¿Quién sabe?

Miro el pobre celular, ahí, dormitando junto a la PC, sobre el escritorio. No vibra. No suena. No nada. Sigue lloviendo y el agua que no se calienta. Sigue lloviendo y yo sin nada qué escribir (No estoy 100% segura sobre el acento en la "e" del "qué").


Uy, el agua está casi lista y al final terminé escribiendo. Bueh, che... ya sé que no produje nada interesante, pero, por el momento, es lo que hay.

2 comentarios:

Fleco dijo...

Violeta, no sé si esto servirá de algo en caso de un futuro bloqueo, pero me dijo un amigo muy ñoño que la forma correcta es "sin nada que decir", sin acento (aunque esto sea porque "no sepas qué decir").

Definitivamente. Mi amigo es MUY ñoño. Jajaja.

Violeta Lapislazuli dijo...

Flequito: Decile a tu amigo "ñoño", 'chas gracias por la correction. Y no, no creo que sea ñoño... sólo más inteligente que yo (pero sólo un poco, eh? :P)